INICIO EL PARTIDO ESTRUCTURA REGIONES VIDEO GALERIAS CONTACTANOS
Noticias
Dip. Omar Ávila: TSJ y CNE actúan como brazo ejecutor del gobierno y de espalda al pueblo
El diputado a la Asamblea Nacional (MUD) Omar Ávila, este viernes fijó posición acerca de la crisis económica, social y política que afecta al país, al tiempo que rechazó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de declarar inconstitucional la reforma que la Asamblea Nacional hizo a la ley
Prensa UViVzla 06 de mayo 2016.  El diputado a la Asamblea Nacional (MUD) Omar Ávila, este viernes fijó posición acerca de la crisis económica, social y política que afecta al país, al tiempo que rechazó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de declarar inconstitucional la reforma que la Asamblea Nacional hizo a la ley.

“La Sala Constitucional del TSJ una vez más actúa como uno de los brazos ejecutores del gobierno al ratificar su golpe de Estado al Parlamento y ponerse de espaldas al pueblo, que los únicos 3 golpes que necesitan y exigen son los de: desayuno, almuerzo y cena”.

Agregó que el TSJ pretende engañar al pueblo con la decisión de declarar constitucional la Ley de Bono y Alimentación y Medicinas, pero a su vez dice que es inconstitucional porque no tiene la viabilidad económica, cuando el diputado José Guerra, demostró que si era posible. “Eso es como tener a la mamá, pero muerta”.

Asimismo aseguró que mientras la crisis se agudiza en el país por la falta de servicios públicos, inseguridad y escasez, el presidente de la república, Nicolás Maduro, solo se ocupa de proteger a unos ministros “incapaces, corruptos, desconectado totalmente de todas estas penurias que vivimos todos los venezolanos”.

Lamentó que uno de los representantes del gabinete presidencial, anuncie como un gran logro la compra de 13 helicópteros –por la cantidad de 500 millones de dólares- como si esa fuera la prioridad de los venezolanos. “Nuestro pueblo necesita medicinas y alimentos, no helicópteros para paseo de los altos gobernantes; esta nueva adquisición no va a resolver el problema de la inseguridad, que es otro de los tantos males con los que tenemos que lidiar a diario los ciudadanos”.

Aparte de los problemas que Ávila enumera, le suma el de la inflación que sigue en franco ascenso. “No solo es el alto costo de la canasta básica, sino como sigue nuestra moneda perdiendo valor a diario de manera descomunal, “cuando ya el Dicom está rondando los 400 bolívares, el doble del valor que tenía hace escasamente un mes”.

Sobre las declaraciones de la canciller Delsy Rodríguez en la sesión extraordinaria de la Organización de estados Americanos (OEA), donde señaló que la escasez de alimentos es una manipulación mediática, Ávila dijo que se trataba del mayor descaro “de una funcionaria que desconoce la realidad de los venezolanos porque seguramente ella no hace cola y consigue todos los productos de la cesta básica. Su descaro llegó a tal nivel, que dijo que Venezuela importa una cantidad suficiente de comida para abastecer a tres países iguales o más grandes que Venezuela”.

Por ello, invitó a la Canciller a recorrer varios mercados o expendios de alimentos públicos y privados, para que no solo se percate de la realidad, sino a ver si aterriza y ve la realidad.

En otro orden de ideas, hizo referencia al Poder Electoral, que también actúa como subalterno del gobierno, ya que defiende de manera descarada los  supuestos derechos del primer mandatario nacional. “Más de 2 millones y medio de venezolanos firmamos para solicitar la activación del  referendo revocatorio, casi 8 millones de venezolanos votamos el pasado 6D por un cambio en el país, y aun así, el CNE pretende seguir dando largas a la voluntad y clamor popular”.

En ese sentido se dirigió al Presidente de la República para decirle que sí él tiene derecho a verificar todas y cada una de las rúbricas de los que firmamos para activar el Referendo Revocatorio, nosotros también tenemos derecho a verificar su partida de nacimiento”.

Sobre el aumento salarial y el horario restringido por el supuesto ahorro  energético, el también secretario general de Unidad Visión Venezuela aseguró que el gobierno no trabaja, pero que también impide que alcaldías y gobernaciones de oposición trabajen, al igual que frenan el trabajo del sector privado. “El país necesita recuperar el esfuerzo y el valor del trabajo y esto no se alcanza con aumentos de sueldo, que no son más que decretos que son una ficción. Necesitamos es recuperar la producción nacional y con esta la capacidad adquisitiva del pueblo venezolano”.
 
 
 
Alcaldia Arismendi